El riesgo de uso de sustancias es un factor en todos los aspectos de la salud y del bienestar. Seguido, el uso de sustancias es la pieza que falta en el mejoramiento de la salud en general. La Prueba de Detección, la Intervención Breve y la Derivación a Tratamiento (SBIRT) mejoran la evolución de las enfermedades crónicas y pueden contribuir a su salud. Con un enfoque renovado en la prevención en salud, el examen de alcohol y la intervención breve son una parte del futuro de los cuidados de salud. Tomando solo un poco tiempo, SBIRT es una oportunidad para mejorar su salud.

El uso de sustancias es un importante contribuyente a las consultas de atención primaria, tanto para adolescentes como para adultos. Incluso muchos usuarios adultos y adolescentes de alcohol y drogas no buscan tratamiento, pero representan una oportunidad para la intervención temprana mediante la pruebra de detección. El examen con Intervención Breve (SBI) han demostrado hacer una diferencia en el cambio a largo plazo. El uso de SBIRT en atención medica puede ser la mayor oportunidad para evaluar y trabajar el cambio de conductas de riesgo en los pacientes no están buscando ayuda y que aún no están listos para tratamiento.

REFERENCIAS  

Guías acerca de consumo de bajo riesgo

Guías para hombres:                                                      Guías para mujeres:
No más de 4 bebidas por día                                                               No más de 2 bebidas por día
No más de 14 bebidas por semana                                                    No más de 7 bebidas por semana


Signos y síntomas de uso riesgoso



Prueba de autoevaluación

Tome un examen confidencial y obtenga resultados objetivos sobre si el programa puede ser útil para usted (Leer más en inglés - Drinkers Check-up)

Reconsiderar la Bebida (en inglés Rethinking Drinking) ofrece valiosa información basada en la investigación para cualquier persona que bebe